Domingo , abril 21 2019
Home / Comunidad China / Discurso del Embajador Lyu Fan en el Almuerzo del Círculo de Empresarios

Discurso del Embajador Lyu Fan en el Almuerzo del Círculo de Empresarios

W020150124367085811652

Estimado presidente del Círculo de Empresarios

Amigos:

Encantado de reunirme con vosotros para un intercambio de opiniones sobre temas interesantes, como la economía de China, las relaciones bilaterales y oportunidades de cooperación económica y comercial.

En estos momentos, la economía mundial experimenta cambios sin precedentes en la historia, y creo que presenta estas características.

En primer lugar, el crecimiento económico requiere nuevo energía motriz.

Se han acumulado las fuerzas para una nueva revolución tecnológica e industrial, se han desarrollado con celeridad la economía digital y la compartida, y han surgido nuevas industrias y nuevas modalidades operativas. Sin embargo, no se han resuelto las contradicciones estructurales, ni se ha formado la nueva energía motriz para el crecimiento.

La segunda característica es que en la globalización mundial afronta serios desafíos.

En un largo periodo del pasado, la globalización económica ha contribuido a impulsar fuertemente el crecimiento económico del mundo, así como la paz, la estabilidad y la prosperidad. Pero en los últimos años, en diversos países se ha presentado la obvia tendencia a considerar exclusivamente los intereses nacionales, han aumentado los obstáculos para el comercio y la inversión internacionales. Además, el unilateralismo, el proteccionismo y el populismo se han reavivado y el orden multilateral se enfrenta con graves desafíos.

Por último, se ha registrado un profundo cambio en el concepto sobre el desarrollo global. Por una parte, la gente se ha concienciado del desarrollo innovador, coordinado, ecológico, abierto y compartido, y, por la otra, todavía se requiere un mayor consenso respecto al cambio climático. Además, la agudización de la desigualdad de ingresos es origen de problemas para muchas familias como la falta de vivienda y alimentación y el desempleo.

De cara a esta situación internacional, China ha insistido en hacer bien sus propios asuntos.

En 2019, se cumple el 70 aniversario de la República Popular China. En estos 70 años, sobre todo en los 40 años de reforma y apertura, el país ha dado saltos históricos en las fuerzas productivas sociales y la fortaleza nacional integral. Los chinos han pasado de la mera subsistencia a una vida modestamente acomodada. China ha dejado de ser país agrícola, pobre y débil, para convertirse en la segunda economía, el primer país industrial y el primer país de comercio de productos básicos.

Los datos de la economía nacional de 2018, publicados hace unos días, muestran que el Producto Interno Bruto ha sido de 13,2 billones de dólares, un 6,6% sobre el año anterior. Y ciertos medios comentan que el ritmo de crecimiento de China ha bajado al nivel más bajo de la historia. De hecho, esta tasa de crecimiento supone un aumento de más de un billón de dólares sobre el año anterior. Teniendo en cuenta que el volumen aumentado cada año no ha descendido y que la ralentización se debe a la aumentada cifra base, puedo afirmar que nuestra economía marcha en general con paso seguro y se mantiene dentro unos límites razonables.

Esta afirmación se basa en los siguientes puntos.

En primer lugar, los índices macroeconómicos cumplen la meta prevista del 6,5%.

El crecimiento de 6,6% alcanzado en 2018 aún sitúa a China en el primer lugar de las cinco economías del mundo. China contribuye el 30% a la economía mundial y ha creado 13,61 millones de puestos de trabajo, cifra que se mantiene por sexto año consecutivo.

El desempleo se sitúa en el 5%, nivel bajo de la historia. Se conseguido una balanza de pagos internacionales equilibrada. Las importaciones y exportaciones han superado por primera vez 4,5 billones de dólares. La reserva de divisas es de 3 millones de dólares. Los tipos de cambio del yuan permanecen estables.

En segundo lugar, la estructura económica se ha optimizado de modo sostenible.

El consumo final ha acrecentado su contribución al crecimiento económico, siendo del 76,2%. La industria de altas tecnologías y la de manufacturación de bienes de equipo mantienen un ritmo de crecimiento más rápido que las industrias generales.

Sobre la base de los 100 millones de agentes del mercado, ha aumentado el número de nuevas empresas, llegando a 18.000 la media diaria de creaciones, récord en la historia. Además, la nueva energía motriz del desarrollo ha tenido un papel de soporte cada vez más fuerte para lograr un crecimiento estable, aumentar el empleo y ajustar la estructura.

Tercero, los ingresos de la población han crecido rápidamente. En 2018, los ingresos disponibles per cápita registraron un aumento real del 6,5 %. La población con rentas medias superó los 400 millones de personas. El consumo per cápita creció en un 6,2% y el consumo de servicios siguió creciendo. El turismo nacional y los ingresos del sector aumentaron 10%, respectivamente.

Por último, se han intensificado la reforma y la apertura.

De acuerdo con el informe del Banco Mundial sobre el clima de negocios, China ha subido al 32 puesto entre las 190 economías del mundo. Hemos impulsado la reforma financiera, la de las empresas y los capitales estatales, la de precios y la de inversiones, y mejorado el sistema de protección de derechos de propiedad intelectual.

Al caer considerablemente las inversiones transfronterizas, hemos utilizado inversiones extranjeras de 135.000 millones de dólares, cifra que supone un aumento del 3%. El comercio exterior realizado con los países a lo largo de la Franja y la Ruta, así como las inversiones no financieras en estos países han crecido más rápido que el crecimiento general.

En 2019, vamos a propulsar la reforma y la apertura con mayor intensidad y medidas más efectivas, y a pasos más acelerados.

Nos esforzaremos por flexibilizar el acceso al mercado, implementar por completo el trato nacional en la fase de preestablecimiento y las listas negativas, proteger los derechos e intereses legales de los empresas extranjeras, sobre todo el derecho de propiedad intelectual, y permitir la gestión con capital exclusivo en más ámbitos.

Aplicaremos un control justo y equitativo, crearemos un clima de negocios en el que las empresas, sean nacionales o extranjeras, puedan ser tratadas con el mismo rasero, y trabajaremos para bajar los aranceles aduaneros, ampliar las importaciones y reducir el costo institucional de estas.

Haremos esfuerzos por impulsar la construcción de la Franja y la Ruta, organizar con todo detalle la II Cumbre del Foro de Cooperación Internacional en la Franja y la Ruta, participar activamente en la reforma de la Organización Mundial del Comercio y promover la liberalización y la facilitación del comercio y la inversión.

Lo que quiero destacar es que el aspecto fundamental de la mejora prolongada de nuestra economía no se alterará, y nuestra determinación de impulsar la reforma y la apertura no se modificará.

Amigos, desde que China y España establecieron relaciones diplomáticas en 1973, ambas partes ha superado muchas pruebas, logrando un desarrollo sano y estable de sus vínculos, marcados siempre por una amistad permanente.

China aprecia mucho la amistad tradicional con España y da suma importancia a la influencia que este país ejerce en los asuntos internacionales. Siempre es nuestro deseo trabajar juntos para renovar la Asociación Estratégica Integral establecido en 2005 y elevar el nivel de la cooperación en todos los ámbitos.

En estos momentos, las relaciones bilaterales se encuentran en un nivel más alto, la confianza política mutua se ha consolidado, las áreas de cooperación se han ensanchado y el intercambio no gubernamental se ha hecho más estrecho.

Puedo decir que nuestras relaciones se hallan en su mejor momento. Al conectar las estrategias de desarrollo, los dos países se han complementado a favor de fortalecer la conectividad entre Europa y Asia e impulsar que la economía mundial tenga un desarrollo más abierto, inclusivo y equilibrado.

2018 fue un año importante para nuestras relaciones, que cumplieron su 45 aniversario. A finales de noviembre, la visita de Estado del presidente chino Xi Jinping marcó un nuevo inicio para la Asociación Estratégica Integral en la nueva era.

Durante la visita, se firmaron 8 acuerdos gubernamentales, como el memorando de entendimiento sobre la cooperación en terceros mercados y el convenio sobre doble imposición, así como 10 acuerdos comerciales por un valor total de 17.600 millones de dólares. El recién creado Consejo Asesor Empresarial Español-Chino, como nueva plataforma después de la Comisión Mixta Económica e Industrial, va a trabajar para profundizar la cooperación económica y comercial.

En los últimos años, el comercio bilateral ha mantenido una favorable tendencia de desarrollo. Los datos de la parte china muestran que de enero a octubre de 2018, el volumen comercial fue de 28.000 millones de dólares, un aumento del 12% respecto al año anterior. Las exportaciones españolas a China registraron un incremento del 15%.

España es, en el marco de la Unión Europea, el sexto socio comercial de China; mientras esta es su sexto socio a nivel global y el primer socio fuera de la UE.

Hasta octubre de 2018, España había realizado un total de 2.483 proyectos en China, con inversiones reales de 3.800 millones de dólares. Las inversiones chinas en España, de 2.600 millones de dólares, se centran principalmente en los sectores de hostelería, restauración, bienes inmuebles, industria manufacturera, comercio mayorista, agricultura, silvicultura, ganadería y pesca.

Como saben todos, la I Exposición Universal de Importación de China tuvo lugar en Shanghai en noviembre pasado. Más de 3.617 empresas expositoras de 151 países y regiones participaron en ella. Entre estas empresas estuvieron las 500 más grandes del mundo y 220 líderes de su sector. Las transacciones de intención alcanzaron los 57.800 millones de dólares.

La Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, a la cabeza de una delegación española, estuvo presente en la exposición. Las 53 empresas españolas firmaron acuerdos de venta por valor de 356 millones de dólares. Los productos incluyen frutas, verduras, vino, productos de carne, cosméticos, materiales y equipos. Los productos españoles de buena relación-calidad han sido bien acogidos por distribuidores chinos. Pero, las transacciones solo representan el 0,6% del total, menos de un punto porcentual. De ahí el gran espacio y potencial que se debe explotar para las exportaciones españolas a China.

Durante la visita del presidente chino, la ministra Reyes Maroto aceptó la invitación de su homólogo chino a la segunda edición de esa Exposición. El 23 de enero, el Ministerio de Comercio de China el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales patrocinaron un encuentro de presentación de la exposición, al cual asistieron numerosas empresas locales, y muchas de ellas se han inscrito para participar.

En el comercio bilateral, España siempre sufre un déficit estructural. Este déficit, causado por las características económicas e industriales de ambas partes, será difícil de superar en poco tiempo.

Ahora, la economía china ha adquirido un desarrollo de alta calidad, la estructura del consumo de la población se ha actualizado, y la población con rentas medias ha aumentado. Todo ello manifiesta fuerte demanda de servicios diversos.

Como élite empresarial de España, vosotros sois de importantes sectores de servicio y comercio. Por eso, quiero detenerme en compartir con vosotros las siguientes informaciones sobre las oportunidades de negocios para la cooperación en estos sectores.

China se sitúa en el segundo lugar del mundo en cuanto al comercio de servicios, cuyo monto total fue en 2017 de 695.700 millones de dólares, un aumento del 5% respecto al año anterior. De esa cifra, las exportaciones fueron de 228.100 millones de dólares, y las importaciones, de 467.600 millones, una déficit de 239.500 millones.

El Gobierno chino atribuye mucha importancia al comercio de servicios, y siempre ha trabajado para que los sectores de servicios se abran al exterior. De acuerdo con los acuerdos de libre comercio recién firmados, 12 áreas de servicios se han comprometido para abrirse. Además, habrá mayor apertura en el comercio, la construcción, la distribución, la educación, el medio ambiente, las finanzas, la industria del entretenimiento, la cultura, los deportes y el transporte.

Procuramos hacer esfuerzos en los siguientes aspectos.

Primero, acelerar la apertura del sector servicios, impulsar su liberalización y facilitación, aplicar el trato nacional en la fase de preestablecimiento y las listas negativas, y mejorar el ambiente de inversión.

Segundo, seguir promoviendo el desarrollo innovador de este sector, renovar las vías y los sistemas de administración correspondientes, formar nuevas modalidades operativas, intensificar la protección de los derechos de propiedad intelectual y activar el vigor del mercado.

Tercero, lograr un desarrollo integrado de la industria manufacturera, y dentro del mismo sector servicios, hacer que la industria manufacturera esté orientada al servicio, desarrollar la externalización de la producción de servicios de alta gama, formar a proveedores de servicios integrales para que se integren en la cadena global de valor.

En los últimos años, la cooperación entre China y España en el sector servicios se desarrolla sanamente, y el comercio de servicios crece con paso seguro.

En 2017, el volumen total de este comercio llegó a 3.300 millones de dólares, un aumento del 15%. Las importaciones chinas desde España fueron de 2.700 millones, un aumento del 23%, y las exportaciones a este país, 600 millones, una reducción del 8%, lo que arrojó un déficit de 2.100 millones.

En estos momentos, el comercio de servicios entre ambos países está marcado por estas características.

Primera, el comercio tradicional es el protagonista, sobre todo los servicios turísticos representan más del 50%. En los primeros nueve meses de 2018, 2.200 millones de dólares provienen del comercio tradicional, el 78% del monto total, y de esa cifra, 1.600 millones corresponden a los servicios turísticos, un 55% del monto total.

Segunda, la parte china sufre un déficit sostenido, sobre todo en los servicios turísticos. En los primeros nueve meses de 2018, el déficit del comercio de servicios fue de 1.700 millones de dólares, y el registrado en los turísticos, 1.200 millones.

Tercera, se ha observado un rápido crecimiento del servicio de construcción y el de seguro, y los servicios emergentes van ganando terreno. En el caso de los primeros dos sectores, se registraron crecimientos de 95% y 17%, respectivamente, en los primeros nueves meses de 2018.

China y España se complementan en los sectores de turismo, transporte, telecomunicaciones, computación, servicio informático, construcción, finanzas, educación, protección ambiental, economía circular, formación de profesionales, transmisión de eventos deportivos, intercambio y cooperación tecnológica, etc. Además, tenemos amplias perspectivas para la cooperación bilateral y con terceros mercados.

La Exposición Universal de Importación de China es una plataforma pública, el Gobierno y las empresas españolas bien pueden aprovecharla para forjar la imagen del Estado español, con productos, tecnologías y servicios de primer orden, y conseguir más oportunidades de negocios.

Amigos, 2019 es un año clave para actualizar nuestra Asociación Estratégica Integral en la nueva era. De cara a la favorable coyuntura histórica que se presenta, debemos hacer esfuerzos por crear nuevos modelos de unión y complementación entre los más fuertes, engrandecer nuestra cooperación bilateral y con terceros mercado. Las empresas chinas y españolas contribuirán conjuntamente a las relaciones bilaterales a la hora de lograr su propio desarrollo.

Para terminar, agradecer a todos los invitados presentes por vuestro asiduo y duradero empeño en profundizar las relaciones de beneficio mutuo. La unión hace la fuerza, y confío en que el esfuerzo conjunto de las empresas tanto chinas como españolas se traducirá en nutrido bienestar para los dos países y pueblos.

Muchas gracias.

También puede ver

微信截图_20190304113014

【津云H5】2019嗨唱起来,我和我的祖国